Logo Diario de Sevilla
Logo Junta de Andalucía
Maruja Torres, Pilar Urbano
Logo Diario de Sevilla Logo Junta de Andalucía

Las damas
del periodismo español

Julia
Navarro

¡Qué difícil es ser joven!

Julia Navarro

Los jóvenes no tienen nada fácil formar una familia en esta sociedad del siglo XXI. La mayoría tiene que conformarse con ser mileurista y eso retrasa que se vayan de casa, pero también que decidan tener hijos. Les cuento una pequeña historia. Mi sobrino Arturo y Carmen acaban de ser padres. Camencita llego el día de Reyes. No pudieron tener mejor regalo. En realidad, fue un regalo para toda la familia. Arturo y Carmen son poco más que mileuristas, pese a estar en la treintena. Ambos terminaron sus estudios, tuvieron la inmensa suerte de encontrar trabajo y decidieron irse a vivir juntos. Después de un tiempo, tomaron otra decisión: ser padres.

Pero la llegada de Carmencita les ha hecho enfrentarse a una realidad que desconocían: lo mucho que cuesta sacar adelante a un hijo si se anda justo de dinero. Carmencita ha nacido en un hospital de la Seguridad Social. Sus padres no se hubieran podido permitir una clínica privada, aunque tampoco la habrían elegido.

Durante el embarazo y en el parto, Carmen ha recibido una atención excelente en la sanidad pública, así que su elección no ha podido ser mejor. Ustedes dirán que lo que les cuento no tiene nada de especial, que es lo mismo que a diario les acontece a otros muchos jóvenes. Pero ellos aún se están reponiéndo de la sorpresa que les supuso que la pediatra, una vez vacunada su hija, les dijera que hay otras vacunas que no están subvencionadas por la Seguridad Social, que no son estrictamente necesarias y que ponerlas o no es decisión de los padres. Esas vacunas son la del rotavirus y la de la meningitis B. Arturo y Carmen decidieron que, aunque no fueran obligatorias, lo mejor sería ponérselas, no fuera a ser que Carmencita tuviera la mala suerte de formar parte de los pocos casos de niños afectados por la meningitis B. En cuanto a la del rotavirus, como son padres primerizos, pensaron que mejor adelantarse. Ya saben, "por si acaso...".

Arturo fue a la farmacia y ¡oh sorpresa! La vacuna del rotavius cuesta 208€. Son tres dosis, sí, pero son 208€. En cuanto a la vacuna de la meningitis, son tres dosis (dos y la de recordatorio), y el precio es de 106€ por dosis. Cuando se tiene sueldo de mileurista, gastarse más de 500€ es desequilibrar el presupuesto, tener que dejar de pagar otras cosas, reducir el gasto en alimentos, en calefacción, en agua... lo único que no pueden dejar de pagar es el alquiler.

Cuento esto porque, a veces, los árboles no dejan ver el bosque. Porque nuestro sistema de salud es excelente, pero los responsables públicos deberían buscar una solución a un problema al que, sin duda, se enfrentan los jóvenes padres cuando la pediatra les dice: "Estas vacunas no son obligatorias, pero le informamos de su existencia por si usted quiere añadirlas a las que le ponemos en la Seguridad Social".

En mi opinión es un dilema al que ningún padre debería enfrentarse, ¿no cree señora ministra? A veces, me gustaría que los responsables políticos vivieran con poco más de 1.000€ una temporada. Aprenderían lo que es la realidad.

Más artículos

Montserrat Domínguez
Montserrat Domínguez

¿Por qué cocinar?

Angels Barceló
Angels Barceló

En verano la radio no para

Mariló Montero
Mariló Montero

Sin aire

Rosa Montero
Rosa Montero

Hola, bomboncito